El cante Flamenco

El cante flamenco

Cante flamenco es un concepto que da pié a confusiones. Hay extranjeros que buscan baile flamenco en Internet a la hora de reservar o comprar entradas, esperando ir a un tablao flamenco donde ver a un bailaor, a un cantaor en vivo y a una bailaora con vestido de flamenca, tomarse una sangría y disfrutar de este arte, y terminan en una sala de espectáculos rociera, viendo bailar a un par de parejas (ellas con el típico vestido de faralaes) bailando sevillanas con la música grabada a tutiplén. ¡Horror!

Porque bailar, no se puede decir que no bailen (el baile de sevillanas no se puede prohibir, desgraciadamente), pero de ahí a que se llame baile flamenco, hay una distancia. La distancia que separa al arte de la verbena.

Cante flamenco, un cantaor, una guitarra y un bailaor

El cante flamenco es un arte en donde aflora el sentimiento de los que los que lo ejecutan, la pasión, y también hay que decirlo, la destreza que se consigue con horas y más horas de práctica y ensayo, como en el ballet.

El baile flamenco necesita de un cantaor en directo, que le cante al que baila, porque el bailaor se va inspirando en este cante. El bailaor escucha las letras del cante y la pasión del cantaor, se empapa del sentimiento del violín o la guitarra, el ritmo del cajón, lo siente, y devuelve el sentimiento con los movimientos de su cuerpo: baila.

Nunca un bailaor baila igual, nunca se repite mecánicamente.  Salvo, claro está, en algún tablao de engañaguiris, donde no hay baile flamenco , sino un paripé, un sucedáneo del baile flamenco.

Un bailaor nunca baila igual a otro bailaor. Ya muchos quisieran. “Baila igual que Farruco”. Será parecido, o buscando el estilo de Farruco, así como nadie baila igual que Nuréyev (y la comparación no es desmedida).

Una mujer no será gitana aunque se ponga un vestido de gitana. De la misma manera no realizará un baile flamenco aunque se vista de flamenco. El baile flamenco sale del corazón, y eso no se puede impostar.

El baile flamenco jondo no es el baile de sevillanas

El baile de sevillanas de una sala de espectáculos rociera puede ser divertido, estar llena de señoritas con vestido de flamenca, tener también una sangría muy rica, inclusive permitir al público participar, pero nunca, nunca, alcanzará la categoría de espectáculo artístico, porque no lo es.

Así que, estimado turista, si quieres ver baile flamenco de verdad, cuando vayas a reservar o comprar entradas, asegúrate de que haya un cantaor en vivo y bailaores de verdad, no solo unas señoras con vestido de gitana dando vueltas y más vueltas al son de una sevillana.